La Locura de la Avaricia

Se cuenta que en la China de la antigüedad, un sacerdote había acaparado una colección de joyas valiosísima a la cual seguía añadiendo y del cual estaba excesivamente orgulloso. 

Un buen día le mostró su colección a un amigo, el cual se deleitó inmensamente al admirarla, luego, al despedirse, le agradeció a su amigo por las joyas.

” ¿Como así? ” respondió el sacerdote, “¡hay un malentendido! No te he regalado las joyas, ¿porque me agradeces?”

“Pues verá,” dijo su amigo, ” me ha dado inmenso placer ver tu colección de joyas, más de lo que puedas imaginar. La única diferencia que veo entre nosotros es que mientras las he disfrutado no tengo la preocupación de cuidar y protegerlas como la tienes tu.”

(Folklore de China. Por N. D. Dennys, Londres, 1876.)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s